Soluciones sencillas a problemas urgentes

A veces la vida nos depara sorpresas. En este caso una mudanza, un mueble, un cuñado despistado y un frenazo, acabaron con la vida de este diente conocido como insicivo central superior...

¡¡¡¡HORROR!!!! Se pueden imaginar la cara del paciente al verse al espejo, y los mil y un pensamientos:

"No volveré a sonreir en la vida".

"Mi novia me deja".

"Total si tengo los ojos azules, mientras no sonría, escapo".