¿Qué es la Ginecomastia?

Se trata de una situación anatómicamente anormal que no obedece, en la mayoría de los casos, a ninguna enfermedad. Casi siempre una buena parte del volumen mamario estará formado por grasa (en el caso de pacientes obesos) y solo una pequeña proporción de pacientes presenta una glándula mamaria realmente grande.

La situación local de las mamas determinará la elección del tipo de cirugía a realizar. Se puede eliminar el exceso de grasa y glándula mamaria que se presenta en algunos hombres mediante liposucción o mediante la extirpación directa de los tejidos (grasa, glándula y piel) si el tamaño es excesivo o incluso se han producido pliegues (mastectomía subcutánea). Los casos más graves se presentan con tamaños mamarios notoriamente grandes, incluso con pliegues similares a los de las mujeres. En estos casos habrá que extirpar grasa, glándula y piel, realizando una técnica de reducción mamaria en toda regla.

 

¿En qué consiste la Ginecomastia?

Una liposucción de pecho se realiza con anestesia local y sedación, y no requiere ingreso. El volumen de grasa a extraer puede ser muy variable por lo que la operación puede durar de 30 minutos a 1 hora.

En el caso de que existan restos de glándula detrás de la areola, estos se extirpan a través de una incisión en la mitad inferior de la misma. Una mastectomía amplia o en una reducción mamaria puede necesitar anestesia general y una noche de ingreso en hospital.

Si se realiza la intervención mediante una liposucción, el tratamiento funciona igual que una liposucción clásica en cualquier lugar del cuerpo. La incisión para realizar la infiltración de anestesia local y para la extracción de grasa tiene a penas 3mm y se suele localizar en el borde de la areola, donde pasará completamente desapercibida. Si el área a liposuccionar es muy grande se harán dos pequeños cortes de 3mm, uno a cada lado de la mama.

Cuando las mamas son excesivamente grandes, están claramente caídas o tienen exceso de piel, es recomendable extirpar todo el tejido y el exceso de piel desde una incisión en la mitad inferior del borde de la areola o en todo su perímetro. Es la técnica denominada mastectomía subcutánea.

Existen casos en los que, con un tamaño mamario cerca al normal, el paciente presenta un pequeño cúmulo de glándula bajo la areola produciendo un aspecto de abultamiento poco estético. En estos casos es aconsejable realizar una técnica mixta con anestesia local y sedación. Se extrae el excedente graso existente mediante liposucción y, en el mismo acto quirúrgico, también se extirpa directamente desde la areola el excedente de glándula que no sería posible extraer mediante liposucción.

En los casos más graves, las incisiones serán similares a una reducción mamaria. Una incisión periareolar, una vertical y en los casos más graves una incisión horizontal.

 

POSTOPERATORIO

En el caso de la liposucción el paciente abandona el hospital después de la operación, en la mastectomía lo abandonará a la mañana siguiente, mientras que los tratamientos mixtos suelen ser ambulatorios. En todos los casos, se coloca una faja especial de compresión, que hace vendaje y facilita la adaptación de la piel al nuevo volumen; habitualmente se lleva uno o dos meses de acuerdo con el volumen extraído, la calidad de la piel, etc. Puede ser aconsejable dar masajes para facilitar la desaparición de la inflamación lo antes posible. Deberá tomar una medicación en el postoperatorio entre la que se incluye un analgésico, anti-inflamatorio y un antibiótico.

Transcurridos unos dos meses, el resultado de la operación es ya bastante visible pero deberá cuidar su peso para evitar que un aumento considerable de este pueda estropear el resultado. La grasa no vuelve a cumularse pero un incremento importante de peso se hará notar.

 

Riesgos de la Ginecomastia

Hiperpigmentación de la superficie cutánea: puede durar hasta doce meses.

Hematoma: Generalmente siempre hay un pequeño hematoma superficial localizado en la parte inferior de las mamas. Es muy raro tener un hematoma que obligue a evacuarlo quirúrgicamente o en la consulta.

Seroma: Es un cúmulo de líquido amarillento que puede salir por la cicatriz en los casos de mastectomía subcutánea. Es raro que sea así, y si ocurre, desaparece espontáneamente a las 2-3 semanas.

Infección: Aunque en nuestra práctica clínica no se ha producido en ninguna ocasión, están descritos algunos casos en la literatura científica.

Pérdida del complejo aureo-pezón: en los casos de mastectomía subcutánea, por compromiso de la vascularización, es decir de la circulación en la zona por lo que es muy importante fumar menos de 5 cigarrillos al día o dejar de fumar.