¿Qué es una Mentoplastia?

Es un procedimiento quirúrgico destinado a remodelar la zona mentoniana, ya sea dando volumen o reduciendo la proyección, siempre en armonía con el conjunto facial.

Este tipo de intervención se realiza habitualmente sin cicatrices cutáneas visibles pues para ellos se usan incisiones dentro de la boca, por lo que no se puede ver ninguna cicatriz visible.

 

¿En que consiste la Mentoplastia?

Consiste en realizar una incisión dentro de la boca.

 

Postoperatorio

El dolor postoperatorio del mentón es leve desapareciendo en 2-3 días requiriendo solo analgesia suave.

Las suturas de la mucosa bucal se retiran a los 5-7 días a no ser que utilicemos sutura reabsorbible que no se ha de retirar. Este tiempo es el mismo que dura, si aparece el hematoma superficial de las zonas intervenidas.

Por su poca entidad es una intervención que requiere una baja laboral mínima de 24 horas, pero en personas que están de cara al público debido a los esparadrapos externos o al hematoma, pueden requerir una baja laboral de 5-7 días.

 

Riesgos de la Mentoplastia

Como toda intervención quirúrgica, hay unas características evolutivas específicas y unos mínimos riesgos de complicaciones en las mismas. Aunque la inmensa mayoría de los pacientes no sufren dichas complicaciones, usted ha de conocerlas y ser informado de ellas.

Hematoma: Se espera una leve hematoma que dura 5-7 días. Excepcionalmente es de mayor grado.

Infección: Muy rara. Se administran antibióticos postoperatorio para evitarlo.

Malposición: Excepcional, puede obligar a un reposicionamiento quirúrgico con anestesia.

Otros problemas: Como lesiones nerviosas sensitivas, expulsión del implante, erosión ósea, están descritos como casos excepcionales en literatura médica.