Consiste en la aplicación de productos con propiedades blanqueantes  a base de peróxido de hidrógeno o carbamida sobre el diente. Debido a su carácter abrasivo, se recomiendan productos de baja concentración aplicados a lo largo de un mes o más, dependiendo del caso.

 

¿ El blanqueamiento dental daña el diente o duele?  

   El blanqueamiento dental no duele ni daña el diente pero si puede provocar la aparición de sensibilidad, que irá disminuyendo de forma progresiva en el transcurso de unos días. El tratamiento siempre deberá ser controlado por el dentista para certificar su uso adecuado.

 

 

¿ Se me van a quedar los dientes blancos como los de la tele?

   El blanco final que obtendremos siempre dependerá de donde partamos. Casi siempre se consigue bajar de 3 a 5 tonos sin problemas pero recordemos que hábitos como fumar, tomar té o café limitan, perjudican o incluso impiden realizar un blanqueamiento.

Normalmente el blanco “ nuclear” que observamos en las personas que hacen televisión se debe a carillas/coronas dentales y no a blanqueamientos propiamente dichos.