Radiofrecuencia corporal

¿Qué es la radiofrecuencia corporal?

La radiofrecuencia corporal se entiende como el tratamiento estético que genera un campo eléctrico además de un cierto calentamiento en las capas profundas de la piel.

Precisamente será esa energía la que, en forma de calor, fomente la separación del tejido adiposo de las paredes celulares y haga que las fibras fibroblastos se tensen a fin de eliminar la celulitis y la flacidez corporal.

Es por ello que fomentar la disminución de estos problemas a través de la radiofrecuencia en la zona corporal es algo clave de cara a mejorar las posibles complicaciones que esto pudiera ocasionar, así como otorgar un aspecto más tonificado y una innumerable cantidad de beneficios tanto para la salud como para la piel.

Así pues, con las continuas subidas y bajadas de peso que todos, de una manera u otra, experimentamos a lo largo de nuestra vida, sumado a los cambios hormonales, la mala alimentación y, en definitiva, el paso del tiempo, hace que la piel de naranja -celulitis- se agrave aun más, sobre todo si esta se da en zonas concretas como pueden ser las piernas, los glúteos o el abdomen.

Sin embargo, esta es una técnica que se recomienda específicamente para evitar y mejorar estos problemas estéticos, además de utilizarse de cara a potenciar y optimizar al máximo los resultados de otros tratamientos estéticos, tales como la presoterapia, la ultracavitación, la mesoterapia o la carboxiterapia.

¿Qué beneficios tiene la radiofrecuencia corporal?

  • La realización de este tipo de radio frecuencia tiene como objetivo principal provocar el calentamiento de las capas profundas de la dermis, lo cual hará que el tejido adiposo subcutáneo se desprenda y, por consiguiente, el paciente sea capaz de eliminar cualquier daño estético que la grasa corporal o abdominal pudiera haberle causado.

  • De la misma forma, la radio frecuencia corporal mediante el calor que desprende en la hipodermis ayuda también a mejorar el drenaje linfático. Esto significa dos cosas: la primera es que la retención de líquidos será menos visible a nivel estético y la segunda reside en el hecho de que se conseguirá eliminar las toxinas de nuestro organismo de una forma muchísimo más rápida.

  • Debido al calentamiento que se produce en la zona tratada y la mejoría del sistema linfático, se puede llegar a conseguir eliminar gran parte de la celulitis situada en las capas externas de la piel.

  • Otro de los grandes beneficios de la radio frecuencia corporal es que la circulación sanguínea mejora notablemente, lo cual significa que no solamente in situ sino también en el futuro los resultados y el funcionamiento de la misma se verán mejorados; todo ello siempre y cuando se combine junto con una dieta sana y equilibrada.

  • Gracias a una sesión de este tipo de radiofrecuencia se obtiene la formación de nuevo colágeno en diferentes zonas de la piel, así como las capas subyacentes a esta. En suma, lo que se consigue es una especie de regeneración que en última instancia producirá en el paciente un efecto visible y casi inmediato de la reducción de la flacidez; siendo esto último una de las razones incondicionales por las que la mayoría de gente decide someterse a este tratamiento.

¿Qué efectos tiene la radiofrecuencia corporal?

En el apartado anterior hemos visto cuáles son los beneficios y los resultados que se pueden obtener con una técnica de estas características, así para aquellos que prefieran ir a lo directo y ahorrarse toda la explicación, aquí va un resumen de los efectos que conseguirás a la hora de someterte a este tratamiento.

  • Eliminar toda la grasa acumulada en las zonas tratadas.

  • Mejorar el drenaje linfático, lo que a su vez hará que los líquidos y las toxinas se depuren con mayor rapidez.

  • Mejorar el funcionamiento de la circulación sanguínea.

  • Incrementar la producción de nuevo colágeno en las diferentes capas de la pie