liposucción o lipoescultura

¿Qué es una liposucción o lipoescultura?

   El objetivo de la lipoescultura es el de mejorar el contorno del cuerpo extrayendo el exceso de grasa localizada, es decir, remodelar distintas partes del cuerpo.

Con las mejores técnicas y materiales introducidos en los últimos años, la liposucción proporciona excelentes resultados y, sobre todo, definitivos.

El resultado viene determinado por factores tales como el estado general del cuerpo, la elasticidad y características de la piel, estado circulatorio, la celulitis, los volúmenes a eliminar, la estructura ósea de base, las influencias hormonales o la edad del paciente.

¿En qué consiste la Liposucción?

   Esta intervención se realiza generalmente con anestesia local y sedación, en función del volumen y extensión de las zonas corporales a tratar, pudiéndose realizar con anestesia locorreginal (peridural o intradural) o anestesia general si las zonas fueran muy extensas.

Quedarán unas pequeñas cicatrices en la piel, allí donde se hayan realizado las incisiones. Sus longitudes pueden variar entre 3mm y los 10mm., aunque el paso del tiempo las hará casi imperceptibles. Normalmente se realizan dos incisiones en cada área tratada.

Postoperatorio

   Se sentirá hinchado/a y fatigado/a, por lo que deberá hacer reposo durante las 24 horas siguientes a la intervención.

Deberá llevar una faja especial durante aproximadamente un mes, y después sólo de día o de noche durante unos 7 a 15 días más. El objetivo es limitar la hinchazón y contribuir a que la piel se readapte.

Puede ducharse a partir de las 48 horas de la intervención.

Del 5º al 10º día se retirarán los puntos de sutura.

Tomará la medicación que se le recomiende, pero en ningún caso puede tomar ácido acetil-salicílico u otros antiagregantes plaquetarios ( Couldina…)

Son muy recomendables los drenajes linfáticos, que se pueden iniciar a partir de los 7 días de la intervención.

Se recomienda ponerse diariamente, tras retirarse los puntos, una crema antimorados inicialmente y después una crema hidratante y reafirmante durante tres a cuatro meses.

Usted empezará a notar el resultado al cabo de 4 a 5 semanas. Sin embargo, es importante que sepa que la hinchazón y el retraimiento de la piel seguirán mejorando a lo largo del periodo de tres a seis meses y a veces alargarse hasta los 18 meses. Cada persona es diferente y el resultado se consigue más deprisa en unos pacientes que en otros.

 

Riesgos

   Aunque no sucede con frecuencia, en ocasiones pueden aparecer las siguientes complicaciones:

  • Hiperpigmentación de la superficie cutánea, que puede durar hasta 12 meses.

  • Infección: Aunque en nuestra práctica clínica no se ha producido en ninguna ocasión, están descritos algunos casos en la literatura científica. En algún caso puede observarse la infección de un punto de sutura.

  • En un 10% de las áreas tratadas es necesario un retoque, para conseguir el resultado óptimo, especialmente cuando los volúmenes extraídos son muy grandes y/o la piel muy flácida.

  • Un cierto grado de endurecimiento subcutáneo de las zonas aspiradas. Puede persistir durante unos meses.